jueves, 30 de abril de 2009

El Fin

El Fin

Hoy no te busqué, pero miré adentro, y ahí estabas.
Duendeas en mi mente, alegre y saltarín.
Buceé en mi mar de sueños, te hallé en aguas templadas.
Dictabas a mis manos el poema que escribí.

Tal vez tu inspiración sea mi mirada,
¿Seré yo esta mañana la musa que pasea por tu jardín?
¡Quiero llegarte! ¡Qué sientas, “no hacer nada”!
Llenarte de la risa, desear “solo vivir”.

Vuelvo a mi papel, a mis palabras;
Amanecen en mi mente, se crean en las noches sin dormir.
Culebrean los silencios, ¡Ya no me apagas!
Prendiste en mí, una mecha, ¡Ya no hay fin!

Me alejo del poema, voy a tu casa.
Me vuelvo lápiz, tinta, acento, bisturí.
Te dicto cada coma, ¡Y es mi magia!
La que corta pensamientos para ti.

Ya sé que nada es para siempre, ¡Nada!
El principio de “amarnos” no es un fin.
El fin es: ¡Solo reinventar palabras!Allá en lo alto gritar: ¡Estás dentro de mí!

1 comentario:

andres lopez villar dijo...

eres poema , eres pasión, calor mujer, frenesí, risas y llanto