martes, 19 de octubre de 2010

Tres años

Tres años ya, que el otoño
viste el color de tus ojos...

tres años lentos, pesados,
mojados, quietos, callados,
nublados, buscando esperanza
con la niebla en las entrañas.

casi la misma luz,
a esta misma hora,
empeñada en iluminar la opacidad
que dejó tu ausencia
en todas nuestras estancias

a esta hora...
en un instante, se creó la noche
más larga.

Tres años ya que nos faltas

Que de la tristeza saben
las ventanas y los muros
la tierra, los manantiales
y el jardín de nuestra casa.

Que mi colo/regazo
no ha vuelto a ser almohada.

Tres años ya que me busco

y en los silencios,
encuentro tu aliento.
tu espontaneidad y tu fuerza
tu valentía y tu entusiasmo
tu mirada perfecta.

Quéroche meú neno.

9 comentarios:

sam rock dijo...

Que o teu colo volte a estar habitado.

Unha forte aperta

Cesar dijo...

Recordando volvemos a vivir y saldrá todo lo bueno que disfrutamos..

karulkalara dijo...

...

José Antonio del Pozo dijo...

"...los manantiales y el jardín de nuestra casa..."
Preciosa poesía, Esperanza, una valiosa ofrenda.
Le dejo noticia de mi blog, que es casi recién nacido, por si me hace usted el honor
http://elblogdejoseantoniodelpozo.blogspot.com/

María dijo...

Hermoso poema lleno de añoranza y nostalgia.
Un placer leerte siempre, Esperanza.

maria.penedo dijo...

Siempre nos acordamos de ti, Quino y cada vez nos parece más increíble que haya pasado todo, lo único bueno es que nunca nos vamos a olvidar de recordarte. Un beso de María, Toñi y Miguel (a quien siempre tú decías "qué guapo, qué guapo está" y apenas tenías fuerza para decirlo pero siempre tenías una sonrisa para él). Hasta siempre!!!

claudia dijo...

Así pasan los años pesadamente quietos cuando la ausencia es el recuerdo de esa mirada perfecta. MUY EMOTIVO TU POEMA. UN ABRAZO ESPERANZA

Txema Anguera dijo...

...los otoños, son unos criminales.
intenta crear silencios, constantemente.
beso

Quino dijo...

El disfrute está en saber ver en el pasado lo positivo y vivir la esencia de la vida en el presente. LO defines muy bien. El poema está lleno de añoranza manteniendo siempre el cuidado y esmero del jardín más significatico para cada uno.

Bicos.