domingo, 24 de mayo de 2009

Mundo Virtual

¡De nuevo mañana de domingo!
Me siento ante el teclado, abro la ventana virtual.
Conectando con el mundo, poco a poco...
Me sumerjo en esta nueva realidad.
Amig@ que me escuchas tan atent@
Quiero darte las gracias por estar.
Si estoy triste eres consuelo;
Si sola, siento el calor de tu amistad.
Aprendo de vosotros, tantas cosas....
Compartimos ratos de lecturas,
Ayer un cuento, hoy un poema,
Mañana tal vez una canción.
Me enseñasteis que escribir es mi terapia,
Que el dolor es el motor de la creacción.
Sentir, que me escuchas y te entiendo,
Que el silencio nos trae una emoción.
¿Dices que solo nos mueve el intelecto?
¿No existes? ¿Eres fruto de mis sueños?
Es posible, pero sé que conversar me ha transformado,
Ya no me siento inerte, soy deseos, anhelos, ilusión.
Entiendo que pienses que es locura,
Sentirse derramarse en el teclado
Inventar el eco de una voz.
¡Sentir el sonido de una risa!
Recrearse en sabores, en olores, ¡crear color!
Si no sentiste borrarse las fronteras, las distancias,
Si nunca has inventado un emoción.
Para Ana, Andrés, Betty, Dani y Manuel, gracias.
Y para todos vosotros, amigos del Chat.

4 comentarios:

paque dijo...

Es un placer el poder compartir las horas.... las penas.... las alegrias.... las historias de amor, de desamor, de odio, de pasion.... todo eso y mas cosas es el mundo virutal!!! La gran suerte de conocer gente como tu y como los citados es esta poesia es lo que hace que hace que esto valga la pena!!! Muchas gracias por estar ahi siempre escuchandome!!! te quiero! besossssssssss

betty

andres lopez villar dijo...

gracias por tu dedicatoria ¡cada vez escribes mejor !tus sentimientos son vínculos de emociones y de vida.
artabro

aandres dijo...

Te come la pasión, te eleva el sentimiento. Escribes con los dedos del alma, con las letras del corazón.
Bienvenida la amistad, bien hallada la alegría.Gracias Esperanza por dejarnos verte por dentro, donde reluce la luz, unas veces más intensa y otras más opacas, pero siempre exquisita. Un saludo, amiga mia.

Ana Belén Alonso dijo...

Coño que casi me haces llorar, con lo xoromicas que soy.
Pero, qué decir tiene, que gracias ti por estar ahí cuando más se te necesita, darte ese empujoncito, y por mil y una historia más.

El que te conoce de verdad, no te OLVIDA en la vida.

Muchos besos!

Ana