martes, 5 de mayo de 2009

MANOS QUE ATAN


Manos que atan.
Atan las manos, soltando lastre en las madrugadas.
Manos de tinta, los instrumentos de nuestra alma.
Manos parteras, nos dan la vida, las cirujanas.
Y las que tejen, hilos de aliento, nos enmarañan.
Trabajadoras, cultivan huertos, tocan campanas.
Que sudorosas, levantan muros, puertas, ventanas.
Si hacen caminos, construyen puentes, de arenas blancas.
De mil tamaños, grandes, pequeñas; gordas, delgadas.
Las de pianista, del pescador, del niño que ama.
Manos que juegan, malabaristas, la vista atrapan.
Si son locuaces, la risa alcanzan.
Manos que pintan, sonrisas blancas.
De peregrino, al bastón se aferran, bien apoyadas.
Y en la madera labran las huellas de la distancia.
Tus manos son, manos que curan y me desatan.
Entrelazadas, surcan caminos, también avanzan.
Mis manos hoy acarician sueños, y una Esperanza.

1 comentario:

andres lopez villar dijo...

Manos que labran la tierra
manos que acarician
manos que son promesa
manos que hablan , escuchan
manos que unen, enlazan
que dan las manos ¡amor!
tacto, cariño, pasión.
Cuando hablan las manos
sobran todas las palabras
cuando hablan las manos
hasta el viento se calma
no pueden recibir sin dar
sentimiento ,amor Esperanza