jueves, 20 de diciembre de 2012

Lago de Presentes.

No, decididamente no te necesito,
pero mis ojos esperan un susurro de tus manos,
mis manos ansían sorprender tu voz de mago,
que se quiebre tu garganta al sostenerte,
el bastón con que afianzas, tantos pasos.

No me haces falta,
pero mi pecho se agranda al evocarte,
deseando recogerte las lágrimas y el llanto,
unirlas con las mias, y al juntarlas
construirnos un lago de presentes,
sin pensar en bañarnos al ocaso.

No añoro nada,
pero a veces, sorprende mi sueño
un aroma, un tono de voz, una mirada,
un abrazo devolviendo una caricia.
Puedo vivir sin tí, pero mejor lo hago
Si sonríes a mi lado.

6 comentarios:

andré de ártabro dijo...

Precioso, seductor con matices de nostalgia, pero digno de hacerle un epitafio.
C'est magnifique!
Besos.

Cesar dijo...

Podria resumirse, en roman paladino, ni contigo ni sin ti, tienen mis males remedio...pero mejor contigo...

Vera Lúcia dijo...


Obrigada pela visita ao meu recanto.

Lindo poema!
A presença do ser amado adoça o nosso coração.

Feliz Natal e um Ano Novo de paz, alegria e prosperidade.

Ótimas festas!

Beijo.

ReltiH dijo...

IMPREDECIBLE EL AMOR Y LA NOSTALGIA.
UN ABRAZO

Cesar dijo...

Felices Fiestas!

Sonia dijo...

Bello poema, nostálgico y profundo, como la ausencia