jueves, 21 de junio de 2012

Resistencias

Emparedado el corazón, 
tras un muro de falsa dicha, 
desplegamos las alas,
alzamos un vuelo artificial, 
inspirado en palabras engominadas 
y frágiles ilusiones de cristal, 
la falsa modestia flotando
en aguas sucias, turbulentas.
A la deriva por los mares del dolor;
en formol anestesiadas las emociones;
pasamos de reyes de la alegría;
a tiranizar nuestro yo, 
ofuscados de orgullo y soberbia, 
insensibles al tú y al nosotros, 
enojados y rencorosos;
hasta lograr huir, de  nosotros mismos.

3 comentarios:

Lapislazuli dijo...

A veces hay que poner distancia y luego de analizar tal vez volver
Un abrazo

ReltiH dijo...

UN TEXTO MUY REFLEXIVO.
UN ABRAZO

Roque Soto dijo...

Un fuerte abrazo y feliz fin de semana.