viernes, 11 de mayo de 2012

Me faltas...

Me faltas...

Me falta el azul claro
de tu voz en mis mañanas.
Me faltan tus despertares
en mi espalda.

Me faltas...

Me falta el intuir
de madrugada
que estás llegando a casa.
Me falta la seda de tus  manos
que da brillo a mi mirada.

Me faltas...

5 comentarios:

Cesar dijo...

Pero nunca faltan los recuerdos, que persisten. Conviene no aferrarse a ellos, aunque sí tenerlos presentes para que la vida fluya de nuevo suavemente..

Delia dijo...

De la ausencia a la presencia no hay distancias, solamente un cambio en la mirada, ya vemos a una ya podemos ver a la otra.
Un abrazo.

andré de ártabro dijo...

Hermoso , lleno de nostalgia y de la hermosa pasión que caracterizan a tus versos.
Besos.

ReltiH dijo...

ME DOLIÓ.
BESOS

Lapislazuli dijo...

Bello y nostalgico
un abrazo