sábado, 18 de septiembre de 2010

Cierro los ojos...




Rememorando encuentros, hallo
desencuentros y extravíos, delirios
de grandeza que parecen de pasión.
Necesidad de contentarte y alegrarme,
búsqueda de aprobación.
Me desafían oscuras mariposas,
liban en mi inconciente y me transportan
desde los desiertos de envidias cicateras,
a prados azules, cielos verdes y amarillos,
mares rojos de espumas y susurros,
que liberan sensaciones de creacción.
Y no quiero ser adorable, ni adorada
Ni templar el EGO con cerillas prestadas
ni en espejos enmarcados,donde brilla el frío metal.
Quiero poseer tan solo lo espontáneo;
de un instante, que calme
al lobo hambriento que me roe,
cuando me comparo y dejo de ser yo.

8 comentarios:

mareaxe dijo...

Precioso. Creo que tengo que prestarle un poco más de atención a este blog, es muy bueno lo que escribes.

El ser Bohemio dijo...

Me gusto mucho, cuantas veces uno se tariciona a uno mismo. Siempre tenemos que tratar de hacer lo que nos dicta el corazón.

Gracias por pasar por mi blog y por tu comentario.

Felicitaciones!!!

http://el-ser-bohemio.blogspot.com

María dijo...

Lo malo de traer a la memoria, encuentros es que con ellos traen los extravíos.
Somos seres complejos, pero somos únicos e irrepetibles, por eso, la próxima vez que cierres los ojos, recuerda que sólo tú estás en ti.
Un beso y un placer leerte.

Cesar dijo...

Deja que hablen, que envidien...mientras lo hacen tu vives..

Quino dijo...

Me he sentido muy identificado con este poema. Ya que la envidia es el pecado capital por antonomasia en el mundo. Y como esas personas ni e conocecen asi mismas, ni dejen hacer nada a los demás, por ocio, por hastío, por churimicas... intentan llevarte a un terreno de electrones que no conducen a nada. Haz, siempre lo que tu mente y personalidad decidan realizar. Se tu misma y de la forma que abordas este tema, no tienes problema alguno. La vida está llena de sorpresas cada día... si no, la esencia donde estaría?.
Mis Felicitaciones a tan bello cuadro.
Abrazos desde Galicia.

Adriana Alba dijo...

A pesar de que nos duela, o de el que dirán, siempre es preferible ser uno mismo.

y al cerrar los ojos...nos encontraremos.

sam rock dijo...

Tú eres tú y tus circunstancias, nunca nadie podrá apoderarse de ti. Si no, eres una mujer muerta. Estas viva y puedes ser lo que quieras, no lo olvides. Tienes todo el viento a tu favor, aprovéchalo y disfrútalo, sobre todo disfrútalo.

Un abrazo

santiago dijo...

hu hermoso poema y con gran sabiduria.
Un placer leerte y saludarte