martes, 27 de abril de 2010

Instante



Conservo entre los dedos,
tu aroma inconfundible,
que pugna por atarme,
a pedazos de tu piel.
Mis labios me reclaman,
un mantra de tu boca,
que aleje los temores,
de no volverte a ver.
La alquimia que creamos,
al cruzarse las miradas,
transforma las cadenas,
en mágicos deseos
palabras y silencios,
rumores y certezas,
blancas flores y té.
Quiero cruzar el alba
de un mundo sin ausencias,
sin pétalos de rosa;
en barcos de papel.
Verte pintando nubes,
nadar contra corriente,
soltando las amarras,
sin ancla ni sin red.
No sé si esto es destino,
o solo simple suerte,
más se que en este instante,
florecen los narcisos,
que dan brillo a tus ojos,
y me hablan de niñez.
Y ya nada me asusta,
no temo, ni hay angustia,
consigo ser poema
volar sobre mis pies.

9 comentarios:

Mariajoriso dijo...

Lindo poema se puede convertir en un mantra de deseos, palabras y silencios, rumores y certezas.
Buena semana

Cesar dijo...

Sólo se vive plenamente sin red y sin amarras. Se puede vivir más ordenadamente, pero con amarras..Cada persona elije las barreras...

Feliz primavera...

karulkalara dijo...

Un instante... que no se enganche, que no se atasque... que fluya y de lugares a otros instantes sin programas establecidos... Ya pasó aquel instante, y fue maravilloso por no haber sido, ni siquiera, imaginado... De repente, por sorpresa, como otros tantos instantes que sorprenden a quien no espera que acontezca.

fiaris alfabeta dijo...

hola vengo agradecerte la hermosa poesía que has dejado plasmada en mi blog,me gustó igual que esta que has escrito aqui,un abrazo amiga.

Adriana Alba dijo...

Que belleza amiga! hablando de fragancias, tu poesía me ha transportado a un lugar muy especial!

Gracias y abrazos, disfruto mucho de tu compañía en mi blog.

andres lopez villar dijo...

Palabras, silencios escritos
sentimientos vividos
El brillo de unos ojos
el candor de tu alma apasionada.
Cruzar el alba y convertir en luz
ausencias, palabras, sentimientos.
Así escribes los reflejos del alma.

Precioso lo que escribes, ¡síguenos afreciendo tu luz!

sam rock dijo...

Ni temor, ni angustia, poesía.

Buen fin de semana

filo dijo...

bello poema,
lo releo y me encanta esa musicalidad que transmite, esas palabras, esos anhelos,...esos versos que buscan a la persona amada,
porqué es tan difícil transmitirlo a quien amas? o quizá no?

un placer leerte, amiga Esperanza

Enrique dijo...

Un poema que irradia fuerza expresiva, emotividad, sentimientos desgarrados. Intenta ser una liberación, pero al mismo tiempo pretende ser un asidero del cual no soltarse nunca.
Son palabras llenas de sentimiento, que fluyen a borbotones de un corazón herido. Son palabras que luchan en desigual batalla contra la fuerza del destino.
Bellas palabras que engarzan eslabones rebosantes de amor, un amor que ha alcanzado la meta más sublime.
Te puedo decir que me ha emocionado.
Un saludo.
Enrique