viernes, 13 de septiembre de 2013


Todo regresa,
y Es, otra vez,
desde el silencio.

4 comentarios:

andré de ártabro dijo...

Breve , intenso y cierto

César dijo...

He estado por tu tierra y me llamó la atención el abundante número de "flores del aire". En cada balcón dos al menos.

AdolfO ReltiH dijo...

MUY BELLO.
BESOS

http://enancasdelarazon.blogspot.com/

Francisco Alonso dijo...

esperanza dijo...
Como si de un ilusionista
se tratara, arribó a mi playa
magneficencia en los colores
de su barca, creando sensaciones
de luz sobre las aguas,
me vistió de seda y tul
me hechizó con sus parábolas.

Me colmó de bienes, y de agua
Mi sed tímida, en un principio
se avergonzaba, pero le ví
convertirse en Merlín,
y transformarme con su vara magna,
pavoneé mi cola explendorosa
por todos los salones y las plazas.

Al son de su on-off, me iluminaba
temiendo siempre dejar de brillar
para encantarle y sentirme abandonada.
Me encadené a sus gustos y dejé
de ser yo y de mirar con mi mirada.

Gracias Paco por tu inspiración.

12 de octubre de 2010, 16:31
Muy hermoso Esperanza