martes, 17 de enero de 2012

Madrid... Hasta Ayer en el Pasado

Madrid... Hasta ayer era el pasado,

El pasado ha pasado, y sin embargo
por momentos, se cuela en nuestras vidas
de rondón, furtivo cazador de nuevos pasos,
seduciendo a este nuevo rumbo, aún en mantillas, 
convencido de que todo lo de antes, fué mejor.
 
Madrid... ayer y hoy, la luz más natural en nuestros ojos,
callejear una vez más por sus rincones, 
ensoñaciones de goyescos adoquines, y canciones de autor,
aquellos que pavimentaron nuestras almas libertarias,
y hoy transforman en poesía, un sereno presente entre tu y yo.
 
Retroceder un trecho para avanzar con fuerza
volver a buscar la magia de sus parques, y con alivio
y pesar, ir descubriendo, que han talado el viejo árbol,
donde con trazo adolescente dibujamos, cada uno por su lado,
los latidos de aquél primer corazón que nos amó.
 
Madrid... urdimbre de un escenario de presentes,
bajo su cielo descubrimos un nuevo ramal en el camino,
discurriendo paralelo, al que vamos construyendo entre los dos.


6 comentarios:

Amizade dijo...

Nuestro blog cumpre 3 años y nos gustaría de poder tener tu presencia en nuestro Farol.

Acepta un pedazo de pastel y una copa de champán y hace con nosotros un brindis por muchos años más de buena y sana Amistad.

Besitos y abrazos de

Argos, Tétis y Poseidón

Um Farol chamado Amizade

ReltiH ReltiH dijo...

UNA DEDICATORIA MUY NOSTÁLGICA.
UN ABRAZO

TRILCE dijo...

"aquellos que pavimentaron nuestras almas libertarias,
y hoy transforman en poesía, un sereno presente entre tu y yo."

Versos que hacen brillar el poema completo. Aplausos

Buscador de buscadores dijo...

Hermosas letras sobre una hermosa tierra (por oídas) que no tuve el placer de pisar aún.
Un fuerte abrazo.

Cesar dijo...

Madrid, tan lejos y tan influyente; tan poblado y tan vacío. Tan concurrido y tan frío.
Pero me encanta en agosto, cuando no hay nadie, pasear a la sombra, soportando los calores de la estepa de asfalto.

TriniReina dijo...

Un Madrid el de vuestro ayer, impetuoso, y el de vuestro hoy sereno y, ambos, igual de pleno y hermoso.

Saludos