viernes, 7 de octubre de 2011

Impúdico Vaivén


De la mano de un octubre sin otoño,
silenciamos la mente con lujuria,
impúdico vaivén, danza de vida,
conjuramos el tantra del Amor.

Respirar uno en el otro, 
liberando al mismo Eros,
ir y venir de bocas, que voraces... 
convierten el juego en oración.

Inocentes guerreros desarmados
batallando entre las sombras y  la luz,
ir de lo primitivo a lo sublime,
liberando energía en expansión.

Bajar un poco más, precipitarse
humano/animal, tierno/salvaje,
nadar aguas serenas, sentirse Dios.
Fantástica plegaria en comunión.

5 comentarios:

RELTIH dijo...

UN VEREDERO PLACER LEER SUS PENSAMIENTOS.
UN ABRAZO

tomasuncafe dijo...

un hermoso vaivén el de tu octubre, besos

Lapislazuli dijo...

Vaiven incitante con final genial!!! Un abrazo

claudia dijo...

He dejado silenciar la mente en la lujuria del poema. Me llené de belleza. Besos

TriniReina dijo...

Un hermoso y sensual poema, Esperanza.

"Un octubre sin otoño"... No puede tener más razón este verso. Me ha encantado en especial.

Besos

PD: Si nos paramos, la niebla nos seduce