domingo, 10 de abril de 2011

Tiempo Sin Tiempo

Impregnada para siempre de tí,
húmeda aún mi boca de tu aliento,
mis labios saben de  tus labios.

Renacen con la aurora los abrazos,
mis dedos despiertan en tu espalda,
brota un rayo y nos alcanza en un espasmo.

El entusiasmo de tu piel es mi reclamo,
tu mirada la visión de nuevos mundos,
encontrar un camino para andarlo.

... el silencio;
en una nueva dimensión
estrechando nuestras manos.

12 comentarios:

claudia dijo...

la belleza del encuentro entre cuerpos que pierden la dimensiòn del tiempo. BELLÌSIMO. BESOS ESPERANZA

Adriana Alba dijo...

Un plecer tus letras amiga, y otro placer tu visita a mi espacio.

Tu poema es una caricia a los sentidos, al despertar del alma!

abrazos.

karulkalara dijo...

¡Eh! Que te has olvidado un detalle en la muñeca... Mira, a tu izquierda, hacia abajo; ese reloj, ladrón intruso, le está robando el pulso a ese corazón en pausa al que cantas.

EL AVE PEREGRINA dijo...

Esperanza, bello poema...lleno de amor y sentimiento...

Un abrazo y feliz semana.

tomasuncafe dijo...

definitivas palabras que quedan en la memoria de la piel conmovida y sentida, besos

gabaldoncelada dijo...

Como siempre se nota la emotividad que emana de tus palabras. Puro sentimiento contenido en un bello envoltorio .
Un saludo

RELTIH dijo...

BELLISISISIMA NOSTALGIA.
UN ABRAZO

Quino dijo...

Hola Esperanza. Pasa por mi blog, te espera una sorpresa. Espero que te guste. La cuestión es realizar un Meme, tal como el realizado. Si tienes alguna duda, me preguntas.

Graciñas querida amiga.

Besiños.

María dijo...

Cuando el amor se mete dentro... queda poco tiempo para lo que sea ajeno.
Bello poema lleno de ese delicioso néctar de locura.
Un beso, querida Esperanza.

Txema Anguera dijo...

describes a la perfección, el preciso instante en el que el tiempo, no debe existir.
besos

Laura Caro dijo...

Preciosa descripción de un encuentro entre dos cuerpos que es en realidad un encuentro entre dos almas.
Me gustó mucho.
Un abrazo, Pilar.
Te leo siempre aunque no me dé tiempo a comentar, y me gusta lo que escribes.

Julio Díaz-Escamilla dijo...

"(...)brota un rayo y nos alcanza en un espasmo.(...)". Aquí yace el epicentro de tu fábula. Estupendo poema. Felicidades.