viernes, 4 de marzo de 2011

Escuchar.

Percibir la voz del bosque, oirlo respirar,
sorprenderse con el murmullo de lo incierto,
dejarse llevar sin resistencia, y al hacerlo,
sentirse muy pequeño.

Que una brizna de hierba acaricie tu mejilla
estallando un arco iris en tu frente,
cuando un rayo de sol toca tu pelo,
que al expandirse hacia la tierra te atraviese,
vaciarte todo;
dejando  en tu pecho un tronco hueco
caja de resonancia del silencio
y sin señuelos, hacerse vulnerable.

Ser capaz de abrir la puerta a la ternura,
amamantar con espuma de los mares,
al infante castrado por los miedos,
envolviéndolo en la piel de los corderos,

Aullar sólo de amor,
que te abandonen las palabras
para sentir qué estás sintiendo.

9 comentarios:

RELTIH dijo...

LA ESCUCHÉ MUY DETENIDAMENTE Y ME ENCANTÓ.
BESOS

Laura Caro dijo...

Saber escuchar y aullar sólo de amor... ¿ Dónde hay que firmar?
Abrazos.

claudia dijo...

"aullar sólo de amor
que te abandonen las palabras
para sentir que estàs sintiendo" Genial!! me encantò. Besos

Espesura Claridad dijo...

volver a lo primitivo...y aullar, aullar de amor...
bello y profundo tu poema.
Un abrazo

Cesar dijo...

Sí, paz..que te abandonen las palabras, para escuchar el silencio..

Poseidón dijo...

Hola amiga,
Hoy es tu Día, por eso pensé en TI y te ofrezco un acróstico “ MUJER” con la historia”
Del Día Internacional de la Mujer”, completando el post que tengo publicado con un precioso video, todo es para ti.
Feliz día!

Besos

Enrique dijo...

Un canto a los sentidos. Entrañable y emotivo.
Un saludo.

Txema Anguera dijo...

el escenario y la propuesta, son de lo más apetecible.
besos

María dijo...

En la quietud del universo, sólo se oyen los sentimienots.
Hermoso poema en el que un grito de amor puede llenar todos los silencios.
Un beso y mi afecto, Esperanza.