jueves, 9 de diciembre de 2010

Y te niego tres veces

Cuando pienso en buscarte,
pero sigo a pie quieto.
Cuando siento mis manos palpar tu dolor,
pero no muevo un dedo.
Cuando sueño y no intento,
elevarte en un vuelo.
Cuando involucro el gesto,
en pasados inciertos...

... me transformo en desierto

... Y la aridez de mi alma
se retuerce y enreda,
perforando paisajes; cortándolos con fuego.


Si al inspirar te niego,
al expirar congelo el deseo,
y ateridos mis ojos
visten de inviernos viejos.

Me desdoblo y se escapa mi espíritu
a los cerros, donde mana tu sangre
y beberte es mi alimento.

Y mi otra mitad, un hueco
cavidad uniforme, donde el silencio es silencio.

9 comentarios:

EL AVE PEREGRINA dijo...

Duda e incertidumbre nos reflejan tus palabras...es como el querer y no hacer...algo retiene...

Me quedo con:

Cuando pienso en buscarte,
pero sigo a pie quieto.
Cuando siento mis manos palpar tu dolor,
pero no muevo un dedo.
Cuando sueño y no intento,
elevarte en un vuelo.
Cuando involucro el gesto,
en pasados inciertos...

Un abrazo Esperanza.

claudia dijo...

"donde el silencio es silencio"la
negación de todo lo cierto enreda el alma.Tu poema es agua viva. Aunque lo niegues tres veces. Un beso

reltih dijo...

guau, muy disientes versos. me gusta tu verticalidad.
un abrazo

tomasuncafe dijo...

el bullicio silencioso de la quiescencia infinita, besos

Fibonacci dijo...

Precioso verso...por casualidad he entrado en tu pagina y me ha gustado...seguro que seguire haciendolo...me ha sorprendido.
Un saludo

Cesar dijo...

Los días de reposo te inspiran..

Enrique dijo...

Seguimos colgados del precipicio, con el alma en vilo. ¿Qué te puedo decir que tú no sepas? Como siempre puro sentimiento, envuelto en palabrás mágicas. Esas palabras que se envuelven de un halo de sereno dolor y tibia dulzura.
Un saludo.

María dijo...

Como Pedro, que luego fue piedra y sobre él se erigió la historia.
Es un placer retomar tus letras.

Laura Caro dijo...

...ateridos mis ojos
visten de inviernos viejos"
Es una expresión de diez.
Me gustó mucho el poema.
Besos.