sábado, 6 de noviembre de 2010

Las dos últimas rosas


Mientras caminaba esta tarde por el paseo marítmo advertí que aún quedaban dos rosas en uno de los rosales. Pensé: las dos ultimas rosas de la temporada, ¡qué raro que aún estén ahí! ¡Qué pena no haber traído la cámara de fotos! Así que vine a casa a buscarla, con la intención de mostraros maravillosas rosas amarillas.

Por poco no lo consigo. Cuando me quedaban unos diez metros para llegar a ellas, advertí que una pareja se encaminaba también hacia las rosas, desde la dirección contraria a la que me encontraba yo. Por los gestos me dí cuenta que él le preguntaba a la mujer si le gustaban, y quería ofrecérselas, tal vez como un gesto o promesa de amor.

Aceleré el paso, mostrando mi cámara, con la esperanza de llegar antes que ellos y así disuadirles de su intención. Como podeis ver, lo conseguí.

Me pregunto si esto pudo generar en ellos una discusión, "las rosas ya eran mías", "dijiste que las ibas a cortar para mí", "si me quisieras lo suficiente"...
Lamento que la mujer se quedara sin esa prueba de amor romántico.

Pero, mientras se alejaban pude sentir cómo las rosas adquirían un brillo especial, posando agradecidas, mostrándose en todo su esplendor.

Gracias amigas, por llenar de primavera mi corazón.

7 comentarios:

Gallego Rey dijo...

Lo que has hecho es en parte salvar al mundo, porque con las sumas de estos pequeños gestos se consigue vivir mejor.
Si la pareja discutió por esto no te preocupes, el amor no se demuestra arrebatando la vida de una ni mil rosas, pero tu gesto si demuestra admiración por la naturaleza que todo nos lo da.

Txema Anguera dijo...

...a tener en cuenta, que de haber llegado el amante espléndido y enamorado, antes que tú a las dos rosas; nos hubiese robado el privilegio de poder contemplar tan bonita imagen, un mes de noviembre.
El enamorado generoso, dispone de varias opciones para obsequiar a su amada.Una cajita de bombones, una cena a la luz de las velas, un crucero por las islas griegas...
Gracias, por llegar a tiempo.

María dijo...

Es precioso inmortalizar de esta forma tan bella, el perfume de las dos últimas rosas del jardín.
Un abrazo.

claudia dijo...

EL relato es un regalo de tus ojos amantes a la naturaleza.Bellas imágenes. Un beso

Poeta del Cielo dijo...

Hola, viajando en este hermoso mundo de Blogs del cual pertenezco llegue a tu lindo blog... que esta lleno de hermosas letras con mucho sentir que llenan la vista y tocan los sentimientos y alimenta el alma... muy lindo tu blog...

saludos
linda semana
abrazos

te invito a visitar mi Blog y desde ya se siempre bienvenida... miles de gracias...

http://poesia-del-cielo.blogspot.com/

Permiso para seguir tu Blog.

reltih dijo...

hay intentos y acciones. tu intento de salvar se convirtió en acción.
un abrazo

Mariajoriso dijo...

Dos rosas amarillas en Noviembre tu paseo fue un regalo de primavera.
Nos regalastes una linda foto.
Risoabrazos Mediterraneos